Jamas desees el mal a nadie, pues cada pensamiento, es como un bumerang que siempre regresa para golpearte..

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.